¿Cuándo se originó el fitness?

Quienes se dedican a cuidar de su cuerpo se podría decir que ya lo hacen de forma automática, bien sea en sus casas, un parque, espacios al aire libre o acudiendo al gimnasio, siendo esta última opción la recomendada para quienes quieren mejores resultados.

La historia del fitness data de hace muchos años

Pese a que pueden ser muchas las horas de entrenamiento que alguien dedica al cuidado de su cuerpo, se podría decir que casi ninguno se ha detenido a pensar cómo es que se dio eso posible, de donde nació esa necesidad de entrenar para moldear su cuerpo, de dónde se originó el fitness.

Sin embargo, resulta que la historia sobre este tema es muy interesante, por lo que en este artículo queremos que tú también sepas cuándo se originó el fitness y todo lo relacionado con este mundo tan llamativo.

  • El ser humano desde hace millones de años, desde su existencia, tuvo que hacer mucho ejercicio para sobrevivir, aunque para ese momento no se trataba de esculpir su cuerpo o cuidar su figura, más bien era correr para no ser alcanzado por las feroces bestias que convivía y que podían acabar por convertirlo en su alimento.
  • Poco a poco a través de los años, el tener que saltar, correr, escalar, etc., fueron haciendo algo que ellos no habían pensado, su cuerpo fue dejando de ser flácido, su piel se pegó a sus músculos y abdominales y obtuvieron una figura totalmente esculpida.
  • Sin embargo, en ese momento los beneficios que tenía el ejercicio para los seres humanos no eran conocidos como lo son hoy en día, así que en esos momentos no se le dio mayor importancia, ya que todo lo que interesaba era cazar para comer o no morir en el intento.
  • Para el año 8.000 a.C, los seres humanos comenzaron a agruparse en civilizaciones, integrándose a otras actividades que les permitían subsistir, por lo cual no era tan necesario todo lo que conllevaba cazar, pero de igual forma y sin saberlo continuaron haciendo ejercicios, como el subir escaleras o realizar movimientos repetitivos en sus actividades cotidianas como la agricultura.
  • En el año 4.000 a.C es que ya se comienza ver el ejercicio como algo beneficioso, específicamente para el arte de la guerra, algo que los romanos se tomaron muy en serio y es por eso que los soldados entrenaban sin parar para siempre estar en forma ante un nuevo combate.
  • Dicho entrenamiento pasó a ser algo obligatorio para todos los hombres del Imperio Romano.
  • Pero es en la antigua Grecia cuando se conocen los primeros lugares dedicados propiamente al fitness, sitios donde las personas acudían para cultivar su cuerpo y que eran llamados moderno club de salud, o también como se le conoce hoy en día, gimnasio.
  • El origen de palabra gimnasio viene del griego “gymnos” que se traduce en desnudo, por lo que estos eran lugares donde los jóvenes griegos asistían para educarse, pero donde también se les instruía a nivel físico.
  • Ahí es donde ya las personas comenzaron a experimentar lo que era mantener un cuerpo bien preparado, por lo que también crearon gimnasios públicos para que los atletas pudieran entrenar para los juegos olímpicos, ya que estos debían estar en excelente condición física por ser la filosofía general de los antiguos griegos.
  • Sin embargo, los gimnasios al igual que la música y el arte, terminaron por desaparecer luego de la caída de los imperios grecorromanos, tiempo el que era ya mal visto mantener un cuerpo esculpido, hasta que en el siglo XIX resurgieron en Alemania, como parte de su programa atlético y que reavivó la fascinación del público en general por los beneficios de salud y para la estética del cuerpo.

El fitness y la modernidad

  • A medida que fue transcurriendo el tiempo todos fueron conociendo el potencial de los gimnasios y para mediados del siglo XX, inició otra era con la promoción de programas que ayudarían al aumento de la musculatura si se realizaban actividades intensas de ejercicio, utilizando máquinas solo disponibles en dichos espacios o que podían comprar los usuarios para sus hogares.

  • También comienzan a aparecer distintos complementos alimenticios y su promoción por distintas partes, con la intención de avivar aún más la pasión de las personas por la actividad física, lo que a través del tiempo se ha mantenido hasta lo que conocemos hoy en día y que evidenciamos en los muchos soportes digitales que tenemos disponibles.
  • Si bien el inicio del mundo fitness no fue una cuestión de conciencia y su desarrollo tampoco, hoy en día la cuestión es distinta, ya que de forma general la población sabe que es muy importante realizar ejercicios para mantenerse sanos, pero otros desean ir un poco más allá y es ahí cuando deciden volverse fitness, tener un cuerpo esculpido como los dioses del Olimpo o los guerreros romanos de los que tanto hemos leído.
  • En general, podemos decir que la población no es del todo sedentaria, pero quienes se dedican al fitness son millones de personas en el mundo entero, algo que cada día aumenta mucho más.
  • Sin embargo y siendo sinceros, no son todos los que comienzan quienes permanecen en este estilo de vida, pero si gran parte de ellos.

Como te habíamos indicado al inicio, la historia del fitness es muy interesante y tiene una justificación que no muchos encontrábamos, pero que nos da a entender por qué hay tantas personas sumergidas en un estilo de vida como este, el cual promete continuar durante muchos años más.

 

Tips para escoger el sofá cama perfecto

Generalmente la mayoría de las personas no cuentan con una casa o piso con muchos cuartos, por lo que cuando un familiar o amigo necesitan quedarse en su casa por algún motivo, surge una situación incómoda, ya que no hay un espacio donde estos puedan dormir de forma confortable.

Consejos y Tips para escoger el sofá cama perfecto

Aunque no es una situación muy agradable, tampoco se trata del fin del mundo, teniendo en cuenta que se puede solucionar comprando un sofá cama que se deberá colocar en el salón de la casa, para que cuanto recibas a esa visita, todo esté listo para su alojamiento.

Existen en el mercado muchos tipos de sofá camas, así que tendrás que elegir muy bien cuál de ellos te conviene, además de que debe ir acorde con la decoración que posees en tu salón.

Si no sabes cómo puedes escoger un sofá cama perfecto para tu vivienda, te daremos en este artículo algunos tips para que sepas lo que debes considerar y así sabrás que estás haciendo una buena inversión.

Considera la frecuencia de uso que tendrá

  • Una de las primeras cosas que debes tener en cuenta para elegir el sofá cama perfecto para tu casa, es cuál va a ser la frecuencia de su uso, ya que así sabrás la resistencia se debe tener este artículo decorativo antes de comprarlo.
  • Quienes compran un sofá cama el cual utilizarán con mucha frecuencia, por lo general se deciden por uno que venga con apertura tradicional, teniendo en cuenta que esos son más cómodos al convertirse en cama, permitiendo que sus compradores tengan la capacidad de elección del colchón que traerá, siendo los más recomendables para un uso frecuento el de látex o viscoelástica.
  • Ahora, si solo utilizarás el sofá cama ocasionalmente cuando llegue a visitarte sin aviso un amigo o familiar, no ha de ser una preocupación para ti, ya que cualquiera te irá bien, descartando los que traigan colchones de viscoelástica y látex porque esos necesitas transpirar con constancia y el tuyo no podrá hacerlo.
  • No solo debes considerar el uso que le darás a la cama como tal, también el uso del sofá influye. Recuerda que en algunos tipos de sofá cama te estarás sentado directamente en el colchón donde dormirían tus invitados, como pasa en los que vienen con apertura clic-clac, lo que ocasiona que su desgaste sea mayor y hará que al tiempo se desnivele el colchón parcialmente.

Verifica las dimensiones del sofá cama y tu espacio disponible

  • Es muy importante que antes de ir a comprar un sofá cama o pedirlo en línea sepas cuánto mide el espacio donde vas a colocarlo, para que así elijas el que más se adapte a este, ya que hay sofá camas de todos los tamaños y la intención es que el que compres no se salga de las proporciones de tu casa.
  • Aquí también influyen otros aspectos que están muy relacionados con el espacio donde estará, como lo son la apertura que tendrá, la frecuencia de uso y su diseño, así que será mejor tener todo muy claro antes de que vayas por él.
  • Mide el lugar donde vayas a colocar tu sofá cama y al ir a la tienda por él, certifica que las dimensiones de este no lo superen, pero tampoco deberá ser igual o no podrás colocarlo ahí.
  • Debe ser una medida muy inferior para que quede el espacio suficiente para abrirlo y cerrarlo cuando necesites usarlo. La medición del sofá cama debes hacerla tanto abierto, como cuando esté cerrado y así sabrás si se adapta o no a tu espacio.

Elige un sofá cama que sea fácil de limpiar

  • No es momento de complicarte la vida, así que no querrás un sofá cama que necesite un gran mantenimiento de tu parte para que pueda durar a través del tiempo, por lo que los mejores en este sentido son aquellos que solo necesitan un aspirado sencillo o que solo debas utilizar un paño húmedo para limpiarlo.

  • Este tip es muy importante, sobre todo si tienes niños en casa, ya que sus actividades diarias pueden hacer que tu sofá cama corra peligro de ensuciarse y que pueda terminar manchado, lo que va a necesitar un tratamiento de limpieza más costoso y que seguro no vas a querer gastar.

Selecciona un color acorde con tu decoración

  • Todos sabemos que la elección de un sofá cama se realiza principalmente de acuerdo a la decoración que se tiene en el lugar que será colocado, pero es importante que los colores que elijas no seas tonos muy claro, ya que la suciedad con el paso del tiempo se comenzará a notar y pasará lo explicado en el punto anterior.
  • Elige colores que haga destacar al sofá cama dentro de tu espacio. Puedes tomar como referencia los colores que estén en tendencia para el momento en que realices la compra del sofá cama y así tendrás un elemento decorativo en tu vivienda que está acorde con la tendencia vigente.

Si tienes la oportunidad, prueba el sofá cama antes de comprarlo

  • Podríamos hacer mil artículos sobre elementos confortables que debes buscar en un sofá cama antes de comprarlo, pero nada como probarlo y así poder determinar por ti mismo si de verdad es confortable o no, permitiendo que sea más fácil la decisión de comprarlo o irte por otra opción que tengas disponible.

Estos son algunos de los tips para escoger el sofá cama perfecto que podemos darte, pero agregaremos uno adicional: compra el sofá cama que se adapte a tu presupuesto disponible. Olvídate de aquellos que tengan un gran valor, sobre todo si no harás un uso constante de este.

 

Ventajas de decorar tu casa con muebles modulares
Ejercicios para el dolor de espalda
¿Cómo mantener la casa caliente?