¿Cómo mantener el calor de la habitación en invierno?

Muchos suelen dar recomendaciones a personas que lo pasan muy mal durante el invierno, todo con la intención de darles un método que funcione y puedan estar un poco más cálidos que de costumbre.

Formas de mantener una habitación caliente durante el invierno

No todos tienen la posibilidad de comprar máquinas y sistemas complejos que les proporcione un control del ambiente interno.

Sin embargo, existen ciertas formas que puedes implementar sin necesidad de gastar grandes sumas de dinero, y puede que no las conozcas, por eso hemos dedicado este artículo especial para ti, porque sabemos que tu casa no está preparada lo suficientemente bien como para hacerle frente al frio el invierno.

habitacion caliente en invierno

Haz uso del papel aluminio

Quienes tienen conocimiento y habilidades en la cocina y manipulación de alimentos, sabe lo ventajoso y práctico que es el papel aluminio. Pero lo que posiblemente estas y muchas otras personas no saben, es que este material también ofrece una gran utilidad en cuanto al frío.

El papel aluminio por sí solo no te va a dar la facilidad de controlar el calor en una habitación. Pero si te puede resultar muy útil si tienes un radiador en tu hogar. Es más, resulta más práctico utilizar aluminios en radiadores que están muy pegados o anexados a la pared o muros exteriores.

La idea central de esto es utilizar el calor que se genera al poner en funcionamiento el radiador. De por sí, estas máquinas tienen una vía de escape para que el aire caliente circulo.

Pero aun así, existe una gran cantidad de calor que se pierde, y una forma de recoger y/o aprovechar ese calor que es desperdiciado es con el aluminio.

Todo lo que debes hacer es utilizar este material como un elemento reflexivo que te ayude a dirigir parte del calor que expide la máquina hacia el frente, en lugar de dejar que el calor vaya hacia atrás del radiador y se disipe por toda la pared.

Uso de estufas que no son contaminantes

En ocasiones pasadas se estuvo haciendo mención sobre las estufas que no son nocivas para la salud mientras se utilicen en espacios cerrados o dentro del hogar. Puedes usar cualquier tipo de estufa. Aunque para comprar estufas, lo importante es comparar primero aquellas que mejor nos vengan según nuestro uso.

La elección queda a criterio propio, pero si quieres mantenerte saludable y libre de complicaciones, te recomendamos que utilices estufas específicas.

Algunos ejemplos pueden ser estufas eléctricas, radiadores, calefactores y radiantes. Estos son las estufas que mejor van a beneficiar tu salud y tu estancia en una habitación que por lo general suele estar afectada por el frío.

Si vas a elegir la estufa como una forma de calentar tu hogar o una habitación en especial, que sepas que hay ciertas cosas que debes tener en cuenta. Como por ejemplo:

La potencia y el tamaño de la estufa

No necesitas una gran potencia o un tamaño muy ostentoso para calentar solo una habitación. Considera las dimensiones del lugar y en función de ello, elige la estufa.

Que tenga un buen sistema de ventilación

De lo contrario, tu salud se va a ver muy afectada. Este punto es muy importante ya que depende mucho del tipo de estufa que vayas a elegir.

Deja que la luz solar entre a las habitaciones

Esta forma es una de las más económicas y saludables de todas. El único detalle es que tienes que dejar las cortinas abiertas todo el día, de tal manera que el sol eleve la temperatura de la habitación y el calor sirva como calentador durante la noche.

Pero la efectividad de este método va a depender de qué tanta luz solar inunde la habitación que quieres mantener caliente. Si es una que recibe luz solar durante una tarde completa, ten por seguro que el calor va a permanecer allí durante mucho más tiempo.

Tapa las pequeñas corrientes de aire

Una delas formas en las que el frío hace de las suyas en una habitación es por medio de pequeñas fisuras u orificios por donde las corrientes de aires suelen abrirse paso. Puede que la cantidad de aire que circula por estos lugares cada minuto te parece insignificante.

Pero recuerda que es una corriente de aire que constantemente está ingresando en la habitación, llegará un punto donde la temperatura descienda a tal punto que vas a sentir frío, siendo este un método bastante práctico que no requiere de grandes esfuerzos físicos o mucha inversión económica.

Utiliza cortinas gruesas y oscuras

El método más práctico y antiguo que puede existir. Aunque de manera instintiva puede parecer algo obvio, lo cierto es que existe algo de científico en este método o forma de mantener el calor en una habitación.

Las cortinas gruesas y oscuras ayudan en gran medida a que el calor no se disipe en la superficie de las ventanas de cristal. Bien puedes utilizar varias cortinas para hacer una gruesa  puedes comprar una cortina con un forro térmico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.