Diferencias entre Invisalign y brackets 

Los tratamientos de ortodoncia han sido diseñados para corregir cualquier alteración que exista en la alineación de los dientes, aportando soluciones que van desde el restablecimiento de la funcionalidad bucal, hasta la optimización de la morfología de la boca y de la cara.

Definamos que es la ortodoncia convencional y la invisible

Además, corrige por completo la mordida y añade la estética tan deseada por los pacientes, deseosos de contar con una sonrisa perfectamente alineada.

Ahora bien, tanto los brackets como la ortodoncia invisible, tienen la capacidad de hacer todo esto por ti, pero en cada uno se ponen de manifiesto las características propias y beneficios correspondientes.

Veamos en que consiste cada uno:

La convencional es la que todos conocemos y que durante años se ha venido utilizando en la mejora de las dentaduras de cientos de personas. Se trata de los brackets.

Por su parte la ortodoncia invisible o con Invisalign, es una técnica innovadora que consiste en alineadores transparentes muy eficientes para mover de posición los dientes tal como lo hacen los brackets.

En este caso la férula es capaz de envolver el o los dientes para hacer las correcciones.

¿Es una más eficaz que la otra?

  • El objetivo de ambas es exactamente el mismo, solo que el proceso o recorrido es diferente.
  • Esto permite que el especialista junto con el paciente, elijan cual es el tratamiento más conveniente, lo cual va de la mano con las necesidades y un estudio previo más diagnóstico, totalmente personalizados.
  • Desde ese punto de vista, ambos son altamente eficientes.

¿En qué se diferencian?

Fundamentalmente en la parte estética del tratamiento en sí mismo.

En el caso de los brackets, estos son visibles en todo momento,  así que si lo que el paciente desea es discreción, puede optar por la ortodoncia de zafiro o estética, aunque la más adecuada y cada vez más demandada es la ortodoncia invisible Invisalign.

Esta última, sin duda alguna es la más discreta, gracias a que las férulas transparentes son casi imperceptibles.

Frecuencia de las revisiones

  • Con los brackets, las revisiones se hacen de forma mensual, en cambio con Invisalign, si el paciente lleva el tratamiento de forma correcta, las visitas para revisión tienden a extenderse a cada mes y medio e incluso cada dos meses.
  • Además las visitas son más cortas que en el tratamiento convencional.

Las urgencias

  • Con los brackets surgen con bastante frecuencia las urgencias, debido a que se suelta un alambre o se desprende un bracket, entre otras cosas que no pueden esperar.

Facilidad para quitársela cuando es necesario

  • Esto no es viable fuera de la consulta cuando hablamos de los brackets, pero es 100% posible y sencillo con las férulas invisibles ya que son removibles y facilitan la higiene bucal.
  • Tampoco es viable cuando hablamos de la ortodoncia lingual.

Comodidad

  • Los brackets son un sistema formado por alambres, gomas y ganchos que muchas veces molestan y generan roturas en la parte interna de la boca.
  • Los alineadores invisibles están hechos a medida y por tanto, suelen ajustarse muy bien a la dentadura, sin generar mayores molestias más allá de una leve presión durante los primeros días.

La higiene

  • Ciertamente puedes mantener una buena higiene bucal con el tratamiento convencional, sin embargo hacer la limpieza por sí mismo con los brackets colocados en un poco más difícil.
  • Invisalign hace este trabajo muy fácil, puesto que solo debes remover el alineador a la hora de comer o beber, cepillarlo al igual que tus dientes y volverlo a colocar.
  • Sin duda es muy ventajoso el método invisible en este particular.

Innovación

  • No hay duda que en este sentido, Invisalign es la técnica más puntera de la actualidad, ya que la misma hace uso de tecnologías como la digital 3D para obtener las imágenes necesarias para la obtención del tratamiento de forma personalizada y la elaboración de las férulas.
  • Además, hace posible ver cómo será tu sonrisa al finalizar el tratamiento, calcular cuánto tiempo durará desde la primera visita y sin necesidad de haber iniciado.

¿Qué es mejor entonces, la ortodoncia convencional o la invisible?

No hay una respuesta definitiva al respecto, ya que el tratamiento a ser aplicado va a depender mucho de las necesidades de corrección de la dentadura o mordida que tenga cada persona.

Para ello el especialista debe realizar la debida evaluación y estudios pertinentes, de tal manera que pueda decidir junto al paciente la mejor solución para su sonrisa.

Hemos visto como cada una de las técnicas con sus características son capaces de ofrecer soluciones a los pacientes, aun con sus ventajas o desventajas entre sí.

En este sentido, el diagnóstico del especialista es fundamental para  determinar lo que hay que hacer en cada caso. También es relevante el conocimiento y la experiencia del ortodoncista, en el uso de las técnicas y de las aparatologías que se utilizan en cada caso.

Dominar los aspectos biológicos, biomecánicos y de ortodoncia, es vital para que un tratamiento cumpla con su cometido.

En esta misma línea, lo más acertado es que si presentas problemas en tu mordida, apiñamiento de dientes o piezas torcidas por falta de espacio, es ponerse en manos de ortodoncistas buenos y cualificados, con referencia y trayectoria comprobables, que puedan darte una mayor garantía de éxito.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.