Dolmens más antiguos de Europa

En el viejo continente es posible encontrar una gran variedad de dolmens repartidos a lo largo de diferentes países. Estas estructuras megalíticas de piedras, forman parte de las antiguas civilizaciones que poblaron estas tierras.

En caso de estar interesado en la historia de Europa, hay varios dolmens con mucha antigüedad en diferentes países europeos que vale la pena conocer.

¿Qué son los dolmens?

La palabra dolmen procede del bretón, una lengua céltica insular de la rama británica, la cual significa “mesa grande de piedra”. Se trata de una construcción megalítica conformada por un conjunto de piedras, con la forma de una mesa.

Hay losas clavadas en la tierra en forma vertical, y se apoya una en forma horizontal sobre ellas.

Además, el conjunto de piedras está rodeado de una gran cantidad de tierra de sujeción o piedras que cubren las losas verticales, creando un túmulo, lo que se distingue como una marca funeraria.

En Europa es posible encontrar una gran variedad de dolmens repartidos en varios países, y entre los más antiguos se encuentran los siguientes.

Reino Unido

Lanyon Quoit es un dolmen que se ubica en Cornualles, al sureste de Morvah. Destaca por su increíble peso de 13.5 toneladas, así como por su altura, dado que la losa superior descansa a 2.1 metros del suelo.

En Irlanda se encuentra el Dolmen de Brownshill, el mayor de toda Europa, en el condado de Carlow. La losa superior tiene un peso aproximado de 150 toneladas.

En las islas del Canal hay muchos dolmens en las islas de Jersey y Guernsey, como La Hougue des Géonnais o La Sergenté, por ejemplo. Entre los más famosas de esta región destaca La Hougue Bie, un yacimiento con más de 6.000 años de antigüedad.

Francia

Junto al lado del Canal de la Mancha, en Francia, es posible encontrar varias zonas megalíticas de gran relevancia, especialmente en el sur del país galo, en Vendée, y en Quercy.

Los alineamientos de Carnac es posible encontrar una gran variedad de dólmenes. También a lo largo del país, como en Passebonneau y Gorces, en las cercanías de Saint-Benoît-du-Sault.

Italia

Sicilia, Apulia y Cerdeña son los principales lugares en Italia donde es posible encontrar dólmenes. En Sicilia hay varios pequeños en diferentes regiones, como en Mura Pregne en Palermo, en el Monte Bubbonia, o en Sciacca en Agrigento.

En Italia, en la zona Cava dei Servi se encontró un dolmen diferente al resto. El monumento semi-ovalado está conformado por cuatro lajas rectangulares que están fijadas en la tierra.

Cuenta con otras tres lajas encima, las cuales se apoyan de una manera que disminuye la superficie y crean una falsa cúpula, todo junto con dos bloques paralelepípedos de gran tamaño que completan la construcción.

Península ibérica

En la península ibérica es posible encontrar diversos dólmenes con construcciones sencillas o complejas. En Portugal, destacan los dólmenes Gran Dolmen de Zambujeiro, y el Crómlech de los Almendros.

Por otro lado, en España hay una gran variedad de regiones donde se erigen los dólmenes, como en Navarra, Galicia, País Vasco, Cataluña, Extremadura, Aragón o La Rioja. Entre los cuales destacan Axeitos, Sorgin Etxea, el Dolmen de la Cascaja, o el Dolmen de Lácara.

Zona de los Balcanes

En la zona de los Balcanes se encuentran varios dólmenes para conocer. En Bulgaria, existen varios situados en las montañas de Strandzha y Sakar.

También hay en el sistema de los Rodopes Orientales, los cuales se consideran las primeras construcciones funerarias en el país, entre los que más destacan está Hilabovo, el cual data de la Edad del Hierro.

Mientras que en Albania está el dolmen conocido como Piedra en el cielo, y el Mesa de Dios, los cuales se conocen en el país como Guri me qiell y Sofra e Zotit, respectivamente.

Al este, en Turquía, se encuentran varios dólmenes interesantes en las regiones Suloglu y Lalapasa, también en las regiones Demirkoy, Kokcaz y Kirklareli, en Tracia Oriental.

Todas estas regiones cuentan con dólmenes muy antiguos en Europa, por lo que visitar cada una de ellas permite disfrutar de una experiencia única e increíble, que ofrece una imagen más precisa de las tradiciones, y la ingeniería prehistórica de las civilizaciones más antiguas de Europa.

Construcciones antiguas increíbles

Los dólmenes son más que simples piedras agrupadas en una zona. Su principal significado es el de un monumento megalítico funerario, por lo que se usaron como tumbas colectivas colocar a los difuntos de los poblados cercanos, junto con un ajuar funerario.

También se cree que los dólmenes funcionaron como una manera de reclamar territorios, y reforzar la identidad del grupo.

Para la construcción de los dólmenes, se necesitó de la participación de cientos de obreros día y noche, dado que es una obra titánica considerando la posición de las piedras, su tamaño y el peso.

Cada losa de piedra usada en los dólmenes llega a pesar hasta 100 toneladas, las cuales se extrajeron de canteras cercanas y otras de sitios más lejanos.

El traslado de las losas de piedra lejanas se realizó en trineos, aunque la tracción humana, ayudada con rodillos de troncos de árboles, parece que fue el método más usado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.