El abc de la salud

Las ciencias de la salud están altamente saturadas y masticadas debido a la diversidad de patologías y enfermedades a las que nos enfrentamos en pleno siglo XXI y a la falta de recursos para poder investigar de forma profunda a causa de los recortes de la crisis económica.

Es cierto que se han logrado grandes descubrimientos pues a día de hoy contamos con documentación y con herramientas y técnicas de última tecnología que nos permiten trabajar de una forma más cómoda, eficaz y efectiva. Sin embargo, nuestros antepasados no disponían de los mismos instrumentos que poseemos actualmente y se las ingeniaban para poder lograr descubrimientos.

El estudio de especies de origen natural era principalmente su labor y propósito debido a que en la naturaleza encontraban (y encontramos) diversidad de respuestas a las necesidades sanitarias. Una de las especies más valoradas en el mundo de la herbolaria es el reishi, es un hongo de origen asiático con múltiples propiedades curativas en distintas áreas de nuestro organismo.

La salud se inscribe como una de las necesidades universales más urgentes en el ser humano debido a que es algo fundamental para nuestro bienestar y para nuestra existencia. Hoy en día la conglomeración de casos satura e impide ver y decidir cuales son las necesidades más urgentes que atender.

Es importante tener en cuenta que los científicos y sanitarios de todo el mundo están en una batalla constante y frenética para poder hallar resultados y entender múltiples aspectos y sintomatologías de nuestro cuerpo.

El cuerpo humano es todo un enigma por desvelar, hay tantas partes y zonas que constituyen un verdadero reto indescriptible e imposible de conocer –al menos a día de hoy-. Se trata de un calvario y, a la vez, de una maravilla, puesto que el cuerpo humano es una pieza difícil de descodificar, se trata de un acertijo bastante complejo de resolver.

El desarrollo de nuevos hallazgos ha permitido conocer aspectos de nosotros mismos bastante asombrosos pero aun queda un largo camino por recorrer con tal de poder llegar a comprender aún más nuestro organismo.

El desarrollo de la medicina y las ciencias de la salud es de vital importancia para poder seguir adelante. Es imprescindible comprender, por tanto, que el estudio de especies naturales es esencial, pues ahí es donde se pueden hallar multitud de respuestas.

Muchas civilizaciones apartadas emplean sustancias de origen natural para poder curar todo tipo de patologías. El alcance de sus conocimientos es de un valor incalculable y es por ello que varios organismos ponen el grito en el cielo cuando se intenta acabar o apartar a estas sociedades debido a que son reliquias de un valor incalculable. Muchos intentan aprender de su cultura en lugar de intentar hacer que se hagan de nuestra cultura para evitar que sus conocimientos, su historia y su esencia no se pierdan.

Es imprescindible apostar por la salud de forma coherente, concienciada y sana y dejar a un lado prejuicios, ideologías o políticas con tal de poder llegar a nuestro fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *