La Desgarradora Historia Sobre la Sequía del Lago Popoó

Hace poco se dio a conocer una de las noticias más desalentadoras para el mundo al saberse que el segundo lago más grande de Bolivia se había secado. La noticia tuvo muchas reacciones a nivel mundial, especialmente con aquellas que se relacionan con las consecuencias del cambio climático y sobre las medidas que los gobiernos y las personas debemos comenzar a adoptar si queremos frenar rápidamente esto.

Esta noticia es realmente muy alarmante, en las  últimas décadas, lagos, ríos y glaciales se han extinto, lo que realmente es alarmante, ya que la temperatura ha logrado aumentar de forma considerable, creando de esta forma consecuencias que son nefastas para el desarrollo y la vida humana.

La Desgarradora Historia Sobre la Sequía del Lago Popoó

sequia lago poopoComo consecuencias del cambio climático el Lago Popoó se secó. Era considerado el segundo más grande de todo el territorio nacional de Bolivia, tenía una extensión de más de 2000 kilómetros de agua totalmente salada.

Actualmente ya no queda nada de este lago, solo un vasto territorio totalmente seco y muerto. En Diciembre del 2015 se hizo conocer la noticia sobre esta problemática sin embargo ninguna de las autoridades competentes pudo impedir el nefasto final que el Popoó tuvo cuando alcanzó menos de un kilómetro de ancho y 30 centímetros de profundidad.

Este tipo de consecuencias del cambio climático como ocurrió con la sequía de este lago dejó una enorme huella ambiental, ya que cientos de especies se han visto afectadas, algunas de ellas han muerto debido a esto, como el caso de plantas, reptiles y aves que dependían de este lago para su supervivencia.

Los seres humanos también tuvieron un enorme impacto negativo, puesto que una comunidad de pescadores de la zona dependía de la pesca de este lago, todo esto ha llevado que tanto especies animales como humanas, hayan visto amenazada su vida con la pérdida de este lago.

animales extincionSegún un reporte realizado por expertos, se conoce la cifra, unas 200 especies se vieron afectadas, sin mencionar que muchas de ellas han entrado en la lista de peligro de extinción. Las especies que más se lamentan son las de peces que por sus condiciones murieron sin agua y bajo el sol.

Se tienen en cuenta muchos factores, sin embargo la causa principal se la atribuyen al reconocido fenómeno del niño con el cual la temperatura ha logrado intensificarse 2 grados más. También se debe a una mala actividad humana, como por ejemplo los cultivos o la creación de minas que han logrado acabar con los recursos de forma paulatina.

Si bien no es posible dar marcha atrás a una de las  consecuencias del cambio climático como lo fue la extinción de este lago, Bolivia ha anunciado que hará todo lo posible por recuperarlo, al parecer ya se cuentan con los recursos adecuados para devolverle la vida a uno de los lagos más importantes del país.

De continuar una forma de vida como la que llevamos, no será sorpresa que más lagos como el Popoó caigan en la extinción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *