La profesión sexual

El sexo es uno de los placeres de la vida más apreciados. Hoy en día, podemos encontrar diversidad de servicios relacionados con las prácticas sexuales en los que el placer y el bienestar se configuran como los ingredientes principales. Además, en diversos medios y empresas se emplea el sexo y la sensualidad para atraer y captar la atención del consumidor, pues se trata de un componente que genera impacto en el consumidor, ya sea para bien o para mal.

En el sexo podemos encontrar actividades sexuales de todo tipo pudiendo disfrutar de múltiples maneras. En los negocios sexuales podemos encontrar la prostitución de lujo que, en comparación con la prostitución callejera o de bajos barrios, la exquisitez, la discreción y la elegancia se fusionan con el máximo placer.

Encontrar agencias de escorts en Madrid es muy sencillo si navegamos por la red pues podremos encontrar agencias o profesionales particulares que garantizan unos servicios óptimos y con la máxima discreción y satisfacción para los clientes.

Los y las que trabajan en esta profesión no trabajan por obligación o por necesidad sino que lo hacen por el puro placer y gozo. Los profesionales de estos negocios requieren ciertas aptitudes y atributos clave, es decir, no cualquiera puede ser escort. Ser escort significa poseer habilidades y aptitudes para poder desenvolverse y desempeñar un papel que se ajuste a diversas situaciones con una máscara perfecta en la que nadie pueda señalar que es escort. Además, debe poseer unos atributos físicos destacados en los que la belleza y la sensualidad destellen a los demás.

El lujo sexual posee centenares de miles de clientes por todo el mundo aunque no disponemos de datos contundentes dado que se trata de una profesión en la que reina la discreción y la confidencialidad para evitar que los clientes sean descubiertos. Generalmente los que contratan estos servicios son personas con bastante poder adquisitivo, como por ejemplo, empresarios, deportistas o celebridades.

Los clientes solicitan los servicios de escorts ya sea por compañía (acompañar al cliente a un evento) y/o por sexo. Los adinerados contratan los servicios de estas personas y previamente se acuerdan ciertos aspectos para encajar en el perfil del consumidor con tal de representar a la perfección el papel. La calidad de la prostitución de lujo es evidente y por ello estos negocios funcionan a la perfección.

Las agencias proporcionan en sus portales web el perfil de sus profesionales con tal de que el consumidor posea un catálogo en el que poder mirar y decidir a su gusto. En muchos casos se cubre la cara del o la escort con tal de evitar que su identidad sea desvelada y en otros casos es totalmente visible. Aunque también hay personas que trabajan por su cuenta, libremente, sin vinculación a ninguna agencia.

La prostitución de lujo se erige como uno de los negocios más demandados gracias a las grandes satisfacciones y placeres que proporciona. Sin embargo, no disponemos de datos ni cifras dado que se trata de una profesión en la que se cuida y protege la identidad de los clientes. Además, las profesiones de índole sexual están mal vistas por ciertos sectores a pesar de estar en una era supuestamente moderna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *