La quiropráctica y su importancia

La quiropractica es una medicina alternativa que prescinde de medicación. Se trata de una ciencia que se encarga de los problemas que se generan en la estructura de nuestra columna y de cómo pueden afectar en el funcionamiento de nuestro sistema nervioso así como en nuestra salud en general. Al igual que los especialistas en estética dental como Autrán con las carillas dentales institutautran.com/carillas-dentales-de-porcelana/ que es especialista en algo muy concreto los quiroprácticos son especialistas en la espalda y problemas musculo esqueléticos.

Una inadecuada posición de la espalda puede afectar en los nervios que emanan desde nuestra médula espinal. Por ello, es primordial realizar una posición correcta, pues una equivocada postura puede afectarnos de diversas maneras (pinzamientos, lumbalgias, hernias…), aunque también puede influir en otras áreas de nuestro organismo (vértigos, mareos, asma, otitis, trastornos ginecológicos…).

La quiropráctica, por tanto, es una medicina indispensable para muchas personas. El trabajo de un quiropráctico consiste en la reestructuración de las vértebras mediante ajustes (por ejemplo, la subluxación vertebral) con el fin de restituir la movilidad y corregir los dolores que nos provoca.

La quiropráctica es, según las estadísticas, la tercera profesión sanitaria de atención primaria en todo el planeta. En muchos países esta profesión está reglada e integrada en el sistema público sanitario. Por desgracia, en nuestro país, aún se sigue luchando por conseguir que esta profesión esté legalizada y, ello implica que mucha gente desconozca las ventajas y los beneficios de esta práctica.

La quiropráctica es una profesión reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) pero en España, desde hace años, se batalla para conseguir reconocer la profesión como parte de la sanidad pública. La Asociación Española de Quiropráctica lleva solicitado durante años la regulación de esta profesión.

En Barcelona hay un gran número de prestigiosos quiroprácticos. Siempre que acudas a un quiropráctico debes asegurarte de que dispone de titulación. Por desgracia, hay gente que se dedica a hacerse pasar por este tipo de profesionales (por ejemplo, alguien que únicamente es masajista ofrece los servicios de un quiropráctico).

Siempre debes solicitar que acredite su titulación, pues es la única garantía del profesional para demostrar que posee la formación requerida. Al haber en España un vacío legal tanto con la profesión como por la formación son muchos los que aprovechas para autodenominarse quiroprácticos.

Por desgracia, mucha gente desconoce esta profesión y, por tanto, desconoce todos provechos que nos ofrece en salud. Se trata de un método no agresivo y natural, sin cirugía ni medicación.

Cualquier tipo de persona puede gozar de las prácticas de un quiropráctico (de diversas edades, con buen o mal estado de salud…). Generalmente esta práctica está destinada a personas que sufren después del parto, gente que tiene problemas vertebrales a causa de algún sobreesfuerzo, niños que cargan con demasiado peso en sus mochilas, trabajadores que están en malas posturas, mujeres embarazadas…

En Barcelona podrás encontrar diversos quiroprácticos titulados que trabajan en beneficio de nuestra salud. Si consideras que sufres algún tipo de molestia o trastorno derivado de la columna es aconsejable que acudas a este tipo de especialistas. Si buscas bien podrás encontrar quiroprácticos con diversos honorarios y servicios. Intenta informarte y asegúrate de que se trata de un especialista titulado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.