Sexshops y marketing digital

Pronto acabará 2015, qué rápido pasa el tiempo y los años y con ellos muchas cosas cambian, aunque no todas las que deberían. Una de ellas son los tabúes y los complejos que siempre han acompañado el mundo del sexo.
Internet ha ayudado mucho a la apertura de mentes y la caída de muchos mitos y miedos: el porno, sin ir más lejos, ya no es algo prohibido, sucio, que tengas que ver escondido… cada día hay más gente que consume porno gracias a que internet a puesto a disposición de todo el mundo miles y miles de webs donde poder ver porno. El sexo y el erotismo se ha democratizado, se pueden comprar vibradores online, incluso en la televisión, en el cine, en los anuncios y los videoclips hay más erotismo y sexo, muchas veces bien explícito, que nunca… y parece que no hay límite…
Y paralela a esta revolución sexual, otro de los aspectos que más tienen que ver con el sexo también ha experimentado un boom: estamos hablando de los juguetes sexuales, que se han diversificado y mejorado muchísimo, alcanzando unos niveles de diseño y eficacia muy muy altos; y con ellos los sexshops, que ahora han pasado a ser online… y parece que todo el mundo quiere montar el suyo!
Este sector ha crecido muchísimo en muy poco tiempo, cada vez hay más gente que compra y cada vez se gasta más: en 2013 el sector erótico en España facturó unos 420 millones de euros. En el caso de los sexshop online entre 2011 y 2013 la compra media aumentó en un 45%, de 58€ a 85€.

sexshop marketing
Pero a pesar de que parece que sea fácil montarlo y empezar a ganar dinero fácilmente, la realidad es bien diferente. Al contrario, la competencia entre sexshops online es altísima y se hace necesario una buena estrategia de marketing para que un ecommerce de este tipo destaque entre todos los demás.
Los aspectos a tener en cuenta son muchos y muy variados pero aquí van unos cuantos consejos que nos dan desde el sexshop online SexshopOnline.Pro que deberían seguir todos los que tengan o quieran montar su propia tienda de juguetes sexuales.
Cuidar aspectos muy elementales como por ejemplo el diseño de la propia web para hacerla atractiva para quien la visita. Pero también que sea funcional y que facilite la navegación por ella para que la gente encuentre el producto que busca o necesita. Que se garantice la privacidad y anonimato de los compradores, que se facilite el pago seguro y sencillo para que no haya ningún problema a la hora de hacer la compra, o que haya un servicio de atención al cliente. Y hacer un estudio de la competencia, claro, no vaya a ser que tengamos los productos más caros que los demás.
Pero sobretodo, si queremos posicionar bien la web en Google, tenemos que cuidar mucho el SEO. Tal y como nos comentan las agencias especializadas en SEO, esto resulta esencial si queremos tener alguna oportunidad de destacar. El SEO onpage debe trabajarse mucho y aquí es donde pecan la gran mayoría de de personas que montan un sexshop sin tener los conocimientos necesarios: Se deben tener descripciones originales de los productos, se deben cuidar las URL para que sean amigables, las imágenes también deben tenerse muy en cuenta, las categorías y las metadescripciones, hacer un estudio de los términos relacionados más buscados y en los que hay más competencia, las keywords, los long tail… estrategia de linkbuilding… como véis un montón de cosas que si las descuidas ya puedes ir olvidando aparecer ni tan siquiera en las primeras páginas de resultados de google y, por supuesto, de vender nada. Tampoco debemos descuidar una buena estrategia sem, una campaña de publicidad en buscadores nos puede ayudar a lanzar nuestro negocio, ahora falta saber que necesitas SEO o SEM. Clica en el enlace para ampliar la información.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *