Tres experimentos científicos que se pueden realizar desde casa

Comúnmente, las ferias de ciencia son muy divertidas, donde algunos chicos preparan sus inventos, van a la feria y presentan lo que ya poseen en físico, incluso algunos poseen mucha más imaginación que otros y por lo tanto piden ayuda a sus padres con los experimentos y terminan haciendo una obra de arte que a consecuencia termina llevándose el trofeo de dicha feria que por lo general siempre llevan un concurso al final de la misma, es por eso que en el artículo presente se enseñarán experimentos científicos básicos que juegan con la ciencia y nos enseñan un poco a divertirnos con la física y química.

Increíbles experimentos científicos fáciles de hacer

El primero de estos es meter un huevo cocido en una botella

Si, esto es completamente posible no importa que tan pequeño sea el cuello de la botella, ya que con este experimento es posible.

Lo primero que hay que hacer, es buscar los utensilios que necesitamos y que son muy sencillos, lo primero que necesitamos son cuatro o cinco cerillas o fósforos, una botella de plástico y un huevo bien cocido que esté macizo y no se rompa con facilidad.

En el paso número uno; encender los fósforos con sumo cuidado de no quemarse ni los dedos ni nada por el estilo, paso numero dos; ingresar los cuatro o cinco fósforos en la botella vacía sin preocupación alguna, puesto que las llamas se extinguirán dentro de la botella, paso 3; después de que las llamas se hayan extinguido colocar el huevo cocido encima del cuello de la botella y finalizando con el paso cuatro, probar hasta que el huevo esté completamente dentro de la botella, siendo importante saber que el proceso por el cual el huevo atraviesa la botella tardará entre unas veinte cinco horas completas, lo que significa que habrá que dejarlo un día entero para que después termine de pasar el huevo.

Cocinar un huevo sin fuego

Otro experimento interesante con huevos es que se puede cocinar uno sin necesidad de fuego o una estufa, puesto que si en un recipiente de plástico rompemos las cascara, echamos un huevo y luego echamos alcohol, este se cocinará en algo más de cuatro horas y media, el sabor será completamente desagradable, pero es muy interesante a la vista.

Arena a prueba de agua

Arena a prueba de agua, es increíble imaginar algo por el estilo, puesto que todos sabemos que cuando vamos a la playa estas dos cosas son como el uno para el otro, se combinan entre ellos.

Pero resulta que consiguiendo un poco de arena de color y esparciendo un spray sobre ella, podemos lograr que sea a prueba de agua, lo que necesitamos después de esparcir el protector, es dejarla reposar.

Después vertemos la arena en un recipiente y echamos un par de gotas de agua y veremos la creación de la magia, también se puede llenar un vaso de agua y verter la arena creando un efecto increíble.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *